Comunicado 14F Urgencias colapsadas

Comunicado 14F Urgencias colapsadas

Las vecinas y vecinos de la Comunidad de Madrid estamos muy preocupadas por el grave y rápido deterioro de nuestro sistema sanitario público. Arrastramos este desmantelamiento desde hace muchos años y la pandemia ha sido la excusa perfecta para intentar cerrar los servicios de urgencia extrahospitalaria en zona urbana (SUAP), servicios que atendían a 800.000 personas cada año.

La presión ciudadana en las calles ha obligado a la Consejería de Sanidad a reabrir estos centros, pero habían dejado su plantilla muy diezmada y no reemplazaron las bajas con  nuevo personal. Como siempre, la solución la encontraron despojando de personal a otros centros, en este caso a los servicios de urgencia rural (SAR), cuyo funcionamiento había sido ejemplar hasta ese momento. De los 79 centros totales (40 rurales y 39 urbanos) hay 29 sin médico/a de forma permanente y en los 50 restantes falta médico/a aleatoriamente en el 30 % de ellos. No podemos admitir que en un centro de Urgencias no haya médico/a. Recordemos las muertes que ya han ocurrido en alguno de los centros de urgencias extrahospitalarias, como es el caso del hombre de 72 años en Majadahonda, o el bebé de Paracuellos del Jarama.

En los Centros de Salud falta plantilla en todas las categorías. Personal administrativo y enfermería están siendo obligadas a asumir tareas que no les competen y para las que no están preparadas. Nos obligan como pacientes a explicar a las y los trabajadores administrativos nuestro motivo de consulta, contraviniendo la confidencialidad de datos, y tienen la responsabilidad de decidir el tiempo que puede demorarse nuestra cita.

La enfermería sobrecarga sus agendas para atendernos, intentando reducir la carga de las interminables agendas médicas, aunque finalmente el diagnóstico y el tratamiento recae en la consulta médica.

En Madrid faltan 500 facultativas, tanto de medicina de familia como de pediatría y sus plazas están vacantes, por lo que muchas y muchos de nosotras no tenemos médico asignado. Esto supone un grave riesgo para nuestra salud y nuestra vida. Se ha perdido la esencia de la Atención Primaria, no hay tiempo para la promoción de la salud y la prevención de la enfermedad, no hay participación comunitaria. Hemos perdido la continuidad asistencial y ahora proponen desde la Consejería que nos atiendan en otros centros de salud. Realmente les da igual quién nos atienda y dónde, cómo y cuándo sea nuestra atención.

La Atención Primaria es el gran pilar que sostiene a la Sanidad. Al dinamitar el funcionamiento de estos dos niveles (centros de salud y Urgencias extrahospitalarias) nos están obligando a acudir a las Urgencias hospitalarias ante cualquier problema de salud, incluso para procesos que no deberían utilizar este recurso.

Entre 2020 y 2022[1], la afluencia a las urgencias hospitalarias ha aumentado:

  • H.U. del Sureste: de 75.562 a 123.370, un 63%, pero el porcentaje de urgencias ingresadas ha bajado del 7,40% al 5,36%
  • HGU Gregorio Marañón: de 183.663 a 270.319, un 47%, pero el porcentaje de urgencias ingresadas ha bajado del 14,91% al 10,04%
  • Clínico San Carlos: de 105.763 a 145.819, un 38%, pero el porcentaje de urgencias ingresadas ha bajado del 19,07% al 13,09%
  • U. 12 de octubre: de 206.741 a 305.650, un 48%, pero el porcentaje de urgencias ingresadas ha bajado del 13,50% al 8,32%
  • U. La Paz: 180.412 a 249.483, un 38%, pero el porcentaje de urgencias ingresadas ha bajado del 14,86% al 10,99%.

[En cada concentración se leyeron los datos del Hospital correspondiente y, a continuación:]

  • En el conjunto de Urgencias Hospitalarias en Madrid: 2.661.525 a 3.926.420, un 47%, pero el porcentaje de urgencias ingresadas ha bajado del 12,25% al 8,45% [2]

 

 

De esta manera, en el último mes hemos visto colas en las entradas a urgencias hospitalarias, pacientes en los pasillos y tantas horas en la sala de espera hasta ser atendidos.

En los hospitales existe también déficit de plantilla en todas las categorías, lo que aumenta la presión asistencial e impide a sus trabajadoras ofrecer la atención adecuada, poniendo en peligro nuestra salud y nuestra vida.

Una Atención Primaria fuerte, con orientación preventiva y comunitaria, junto a una Atención Hospitalaria bien dotada, son claves para aumentar los niveles de salud y de bienestar de nuestros barrios y pueblos.

Por eso, exigimos:

 

  • Inversión del 25% del gasto sanitario total en Atención Primaria.
  • Dotación completa de personal en todos los niveles: Centros de Salud, Urgencias extrahospitalarias (tanto rurales como urbanas) y en los hospitales.

 

  • Evitar la derivación de dinero público a las empresas privadas. ¡¡¡Nada, nada, nada para la privada!!!

 

 

 

[1] http://observatorioresultados.sanidadmadrid.org/HospitalesDatosGeneralesTabla.aspx?ID=85

[2] https://gestiona3.madrid.org/bvirtual/BVCM051109.pdf pág.113

Haz clic aquí para mostrar contenido de YouTube.
Más información en la política de privacidad de YouTube.

Haz clic aquí para mostrar contenido de YouTube.
Más información en la política de privacidad de YouTube.

Continúan los jueves de Abrantes

Continúan los jueves de Abrantes

Como todos los jueves, nos manifestamos en la Avenida de Abrantes, 55, en Carabanchel
reivindicando nuestra Sanidad Pública desde nuestro Centro de Salud

1 febrero – 18:30 h

8 febrero – 18,30 h

15 febrero – 18,30 h

¡¡Reclama!!

¡¡Reclama!!

Vecinas y vecinos de barrios y pueblos de Madrid lanza la campaña:
                En defensa de la sanidad pública ¡reclama!

• El espacio que impulsó las grandes manifestaciones de noviembre de 2022 y febrero de 2023 en defensa de la sanidad pública, lanza ahora esta campaña.

• El objetivo central es concienciar a la ciudadanía sobre la importancia y la necesidad de hacer reclamaciones en la Sanidad Pública de Madrid, con la vista puesta a denunciar la situación crítica que vive y presionar por su defensa.

Vecinas y vecinos de barrios y pueblos de Madrid, el espacio impulsor de las dos grandes movilizaciones en defensa de la Sanidad Pública y que aglutina a decenas de colectivos y plataformas de la Comunidad de Madrid, lanza ahora esta campaña. La deficiente inversión en la Sanidad Pública por parte de la Comunidad de Madrid y la grave desviación de recursos públicos hacia la sanidad privada, conlleva un peligroso deterioro de los servicios ofrecidos. En ese sentido, desde el espacio buscan con esta campaña “informar a los ciudadanos sobre su derecho a reclamar (derecho respaldado por una amplia normativa incluida la Declaración Universal de los Derechos Humanos) y proporcionar herramientas para ejercer dicho derecho”.

Salimos a la calle para enfatizar que, sin reclamaciones, no habrá mejoras ni soluciones visibles en la atención de la Sanidad Pública de Madrid. Las quejas de la ciudadanía se centran en el acceso al sistema, demoras en servicios y disfunciones en los centros de Atención Primaria, los servicios de urgencias extra hospitalarias y en los hospitales. Se destacan problemas como las citas en Atención Primaria, Centros de Urgencias sin médicos, y listas de espera hospitalarias que suman un millón de personas, proporcionando razones sólidas para la reclamación.

La campaña tiene dos objetivos: concienciar a la ciudadanía de la importancia y repercusión en nuestra salud del deterioro del sistema sanitario público, reclamando nuestro derecho a una sanidad pública de calidad, y denunciar ante la Consejería de Sanidad las áreas prioritarias de mejora a través de nuestras reclamaciones.

“Se dirige, por tanto, hacia la Consejería de Sanidad de Madrid, responsable de la gestión sanitaria y entendemos que, tanto la ciudadanía como l@s trabajador@s, somos víctimas del deterioro” dicen las impulsoras.

La campaña se llevará a cabo de manera continua en los próximos meses, buscando que los ciudadanos tomen conciencia del papel imprescindible que tienen en la defensa de su Sanidad Pública.

Más información de la campaña en   
https://vecinasporlasanidad.es/reclamaciones-a-la-comunidad-de-madrid/
En defensa de la Sanidad Pública, ¡Reclama!

En defensa de la Sanidad Pública, ¡Reclama!

Desde el espacio de VECINAS Y VECINOS DE LOS BARRIOS Y PUEBLOS DE LA COMUNIDAD DE MADRID, comenzamos la campaña de Sanidad:

En defensa de la Sanidad Pública, ¡Reclama!

Es una campaña de sensibilización, una campaña lenta pero fuerte, donde intentaremos concienciar a la ciudadanía sobre nuestro derecho a la protección de la salud, avalado por la Declaración Universal de los Derechos Humanos, por nuestra Constitución y por una legislación extensa, tanto estatal como autonómica.

La inversión en la Sanidad Pública por parte de la Comunidad de Madrid es muy deficiente y muy grave la desviación de recursos públicos hacia la sanidad privada, lo que conlleva a un deterioro significativo de los servicios y de la atención ofrecida, a pesar de que la ciudadanía somos los contribuyentes y copropietarios del sistema sanitario público.
Teniendo en cuenta los múltiples motivos de descontento que tenemos actualmente la ciudadanía respecto del funcionamiento de este servicio, la campaña está plenamente justificada. Con ella pretendemos facilitar al
ciudadano las herramientas que la propia legislación nos da para ejercer nuestro derecho a reclamar.

Por eso salimos a la calle a explicar que si no reclamas no van a mejorar las cosas, si no reclamas no se harán visibles los problemas, no llegarán a los responsables últimos y, por tanto, no podrán poner soluciones. Si no reclamas parecerá que todo funciona bien y no es así.

Las deficiencias que la ciudadanía siente en el Servicio Madrileño de Salud, se centran fundamentalmente en la dificultad de acceso al sistema, las demoras en muchos de sus servicios (medicina de familia, pediatría e incluso enfermería), la situación caótica de sus urgencias extra hospitalarias (de los 80 centros 29 funcionan permanentemente sin médico/a y los 51 restantes con falta de médico/a en el 30% y de forma aleatoria). Respecto a los hospitales, si sumamos la lista de espera de revisión de especialista más la de pruebas diagnósticas y la de cirugía, llegamos a la cifra récord de un millón de personas, según los datos publicados por la Consejería de Sanidad.

Nos sobran los motivos para reclamar.

Esta campaña, tiene una doble función, concienciar a la ciudadanía de que pueden y deben informar del mal funcionamiento del servicio, y facilitar a la Consejería de Sanidad la tarea de encontrar los objetivos que debe mejorar, indicándoselo a través de las Reclamaciones.

Esta campaña de sensibilización se desarrollará de forma continuada en los sucesivos meses, pretendiendo así que las ciudadanas y ciudadanos tomen conciencia de la importancia de su participación en el funcionamiento del sistema de salud del que son propietarios.

Las reclamaciones se dirigirán a la Consejería de Sanidad, responsable de la gestión sanitaria porque entendemos que, tanto la ciudadanía como los trabajadores y trabajadoras de la Sanidad, somos víctimas del deterioro

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies